Te quedas a mi lado

te vi venir
con marcas en la piel
y la mirada gris,
repleto de tempestades
como si tu vida fuera una borrasca
y tu sonrisa un estruendo


y yo que tanto te he esperado
te regalo mis verdades,
mis verdaderas lágrimas
mis verdaderas risas
mi verdadero mundo
te regalo todo


porque pienso que puedo apaciguar
tus tormentas
y no te sirven de nada
pero te quedas a mi lado


y por un tiempo
somos dos extraños
con tanto que decirse
pero sin palabras


pero te quedas a mi lado


el tiempo que duran
tres eternidades
en ser pronunciadas